En Londres, comer ‘biscuits’ en ‘holidays’ es ‘marvellous’ mientras que en San Francisco, comer ‘cookies’ en ‘vacation’ es ‘marvelous’.

Es normal que dudemos sobre la pronunciación de una palabra o confundamos su procedencia, así que os dejamos una gran muestra de estas diferencias, que seguro os resultarán de gran ayuda.